Miércoles, 30 de julio de 2014
 Primeras visitas
 Si no tiene experiencia  o es la primera vez
 Profesionales
 Búsquedas generales
 Búsquedas en
 1200 revistas
 Calidad de vida
 Casos Clínicos
 Congresos:
 especialidades
 Congresos: temas
 Diagnóstico
 Directrices y Guías
 Clínicas
 Enfermería
 Estudiantes Ciencias
 de La Salud
 Libros en Castellano
 Medicina de Familia
 Medicamentos
 Medline: evidencias
 médicas
 Medline simplificado
 Memoria OPE
 Meta-análisis
 Ministerio S y C
 MIR
 Otras bases de datos
 Perlas médicas
 Reacciones adversas
 Revistas a texto
 completo
 Toma de decisiones
 Trabajo, empleo,
 becas
 Tratamiento
 Pacientes
 Problemas comunes de  Salud. Diagnóstico,
 tratamiento, calidad de
 vida, etc.
 Novedades
 Agencias  Internacionales
 Agencias Nacionales
 Alertas Médicas
 Áreas de interés
 Especialidades
 Procesos comunes
 Utilidades
 ¿Cómo busar recursos  médicos en Internet?
 ¿Cómo utilizar
 Medline?
 Formación continuada:  curso online
 Inscripción
 Recibir diariamente
 las novedades
 Traductor
 Viajes
 

[Volver a índice]

Envíe esta página a un amigo Envíe esta página a un amigo



>> Portada > Pacientes > Síncope


SÍNCOPE
Dr. José Manuel Fernández Argüelles. Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. Servicio de Urgencias. Hospital Central de Asturias. Oviedo. España.

Índice:

¿Qué es el síncope?

¿Por qué se produce?

¿Qué tipos de síncope hay?

¿Qué tipo es el más frecuente?

¿Cuáles son sus factores de riesgo?

¿Cómo se diagnostica?

¿De qué enfermedades hay que diferenciarlo?

¿Cómo se debe de proceder ante un síncope?

¿Qué enfermos deben de ser remitidos al servicio de urgencias hospitalario?

¿Cuál es su tratamiento?

¿Qué debe usted de saber?

¿Qué se debe de evitar?

Fecha de actualización: enero de 2005


¿QUE ES EL SÍNCOPE?

Es la pérdida brusca y transitoria de la conciencia (capacidad de darse cuenta de uno mismo y del medio que nos rodea) y del tono muscular con una recuperación total en un plazo breve de tiempo, habitualmente de pocos minutos de duración.

¿POR QUE SE PRODUCE?

En la mayoría de los casos se produce por una caída brusca de la oxigenación cerebral. Son excepciones a este mecanismo: la hipoglucemia, fármacos, crisis epilépticas y los trastornos
psicógenos (originados en la mente).

 

¿QUE TIPOS DE SINCOPE HAY?

Atendiendo a sus causas podemos clasificar el síncope en tres grandes grupos fundamentales:

  • Cardiovascular:
    Reflejo:
    • · Vasovagal (se comenta más adelante).
    • · Situacional: se produce tras la micción, deglución, defecación, tos, etc.
    • · Ortostático: por una caída de la presión arterial, tras adoptar la bipedestación. Es más frecuente en personas de edad avanzada que además suelen recibir fármacos antihipertensivos, tranquilizantes, antidepresivos etc.También se asocia a enfermedades que afectan al sistema nervioso vegetativo como la neuropatía diabética o alcohólica.
    • · Síncope del seno carotídeo

    Cardíaco:

    • · Mecánico (obstructivo): las causas más comunes son la estenosis aórtica y la miocardiopatía hipertrófica (se caracteriza por una masiva hipertrofia ventricular).
    • · Arrítmico: alteraciones de la frecuencia cardíaca por exceso (taquiarritmias) o por defecto (bradiarritmias)
  • No cardiovascular:

    Neurológico:

    • Accidente isquémico transitorio (AIT)
Metabólico:
  • Hipoglucemia, anemia, hipoxemia (disminución de la oxigenación de la sangre arterial), alcohol, sedantes etc.

Psiquiátrico:

    • Depresión mayor, histeria, trastornos relacionados con el pánico.
  • Origen desconocido (idiopático)
 

¿QUE TIPO ES EL MAS FRECUENTE?

El síncope vasovagal es el más frecuente, especialmente en jóvenes. Pueden actuar como factores desencadenantes: un ambiente caluroso y cerrado, la bipedestación prolongada, el estrés emocional, la deshidratación, el dolor, la micción o la defecación. Se produce siempre en postura erecta (sentado o en bipedestación). Se precede de síntomas vegetativos típicos: palidez, sudoración, naúseas, hiperpnea (exageración de la amplitud y profundidad de los movimientos respiratorios), visión borrosa, malestar abdominal, acúfenos (sensaciones auditivas anormales que son percibidas solamente por el sujeto), dilatación pupilar. Durante la pérdida de conciencia el paciente está pálido, hipotenso, con pulso débil y con disminución de la frecuencia cardíaca.

¿CUALES SON SUS FACTORES DE RIESGO?

  • Enfermedades cardiológicas (estenosis aórtica, arritmias,etc.).
  • Enfermedades neurológicas (isquémicas o hemorrágicas).
  • Diabetes mellitus (en tratamiento con antidiabéticos orales o insulina que explique una hipoglucemia).
  • Anemia.
  • Fiebre.
  • Hipotensión arterial.
  • El alcoholismo severo.
  • Drogadicción.
  • Alteraciones en el sistema nervioso vegetativo (encargado de la regulación interna del organismo).
  • Pacientes que toman los siguientes fármacos: antihipertensivos, vasodilatadores, antidepresivos, antiarrítmicos, diuréticos.
 

¿COMO SE DIAGNOSTICA?

Básicamente a través de la realización de una historia clínica y una exploración física completas. La única prueba complementaria que se debe realizar siempre es un electrocardiograma.

¿DE QUE ENFERMEDADES HAY QUE DIFERENCIARLO?

Debe realizarse un diagnóstico diferencial con determinadas entidades que el paciente puede relatar como sensación de "mareo":

  • Crisis comiciales. Habitualmente de recuperación más lenta, puede haber emisión de espuma por la boca, mordedura de la lengua, pérdida de orina o de heces y una duración mayor de cinco minutos.
  • Vértigos. No hay pérdida de conciencia. Sensación rotatoria propia o del entorno, acompañada de inestabilidad, náuseas y vómitos.
  • Crisis de ansiedad.
  • Simulación.
  • Hipoglucemia. No suele recuperarse hasta la administración de glucosa.
  • Caída casual. Particularmente en pacientes de edad avanzada.

¿COMO SE DEBE DE PROCEDER ANTE UN SINCOPE?

Hay que tener presente que el síncope se puede repetir en los siguientes minutos, siendo preferible
que el paciente permanezca tumbado hasta que se encuentre bien. Cuando estemos seguros de la benignidad de la causa del síncope (vasovagal, tusígeno, por micción o defecación, psicógeno sin riesgo de suicidio) no es necesario remitir estos pacientes al hospital. Es prudente recomendar reposo relativo y volver a valorar al paciente unas horas después.

 

¿QUE ENFERMOS DEBEN DE SER REMITIDOS AL SERVICIOS DE URGENCIAS HOSPITALARIO?

  • Deben de ser remitidos al servicio de urgencias hospitalario los pacientes con sospecha de síncope cardiogénico, en los que persiste la hipotensión o sea recurrente, si coexiste una enfermedad grave no terminal, los pacientes con hemorragia digestiva, cuando hay sospecha de un accidente isquémico transitorio y los que precisen de pruebas complementarias que no se dispongan en atención primaria.
  • El resto puede manejarse en atención primaria y en algún caso precisarán de consultas ordinarias ambulatorias a cardiología y neurología.

¿CUAL ES SU TRATAMIENTOS?

Será diferente según la causa del mismo.

  • En el síncope vasovagal son efectivas medidas simples como la posición en decúbito supino (tumbado con la espalda hacia abajo) y la elevación de las extremidades inferiores para la rápida recuperación de la conciencia o para la prevención de nuevos episodios.
  • En el síncope miccional hay que aconsejar a los pacientes que permanezcan sentados durante la micción.
  • En el caso de arritmias que originan síncope, deben ser tratadas valorando la posibilidad de colocación de un marcapasos.
 

¿QUE DEBE USTED DE SABER?
La mayor parte de las causas cardíacas de síncope pueden ser tratadas, y que los pacientes con causas no cardíacas evolucionan bien, aun cuando la causa del síncope no se descubra nunca. La recuperación de la conciencia es rápida y total.

¿QUE SE DEBE DE EVITAR?

La movilización intempestiva del paciente.

Bibliografia:

1.- Daroff RB, Martin JB. Síncope. En: Fauci AS, Braunwald E, eds. Harrison Principios de Medicina Interna, 14ª ed. Madrid: Mc Graw-Hill-Interamericana, 2002 ; 114-122.

2.- Kessler Sáiz P. Pérdida de conciencia transitoria. En: Medina Asensio J, ed. Manual de Urgencias Médicas del Hospital 12 de Octubre, 2ª ed. Madrid: Díaz de Santos, 1997; 217-222.

3.- Lisa Catón V, Marco Aguilar P, Millán Revuelta E, Ochoa Prieto J. Síncope. Protocolo de Emergencias Médicas (I). FMC 1996; 3 Supl 2: 15-19.

4.- Perales Pardo R, Belmonte Plaza MA, Murillo Romero A, Salas J. Síncope. En: Cabrera Solé R, Peñalver Pardines C, eds. Urgencias en medicina diagnóstico y tratamiento. Madrid: Aula Médica, 1997; 75-79.

5.- Rabasa Pérez M, Soto Téllez O, Lafuente Lafuente C. Mareo, vértigo y síncope. En: Carnevalli Ruiz D, Medina Iglesias P, eds. Manual de Diagnóstico y Terapéutica Médica del Hospital 12 de Octubre, 3ª ed. Madrid: Merck Sharp & Dohme de España, 1994; 741-752.

6.- Ramos Martínez A. Síncope. En: Moya Mir MS, ed. Actuación en Urgencias de Atención Primaria. Madrid: Mosby, 1995; 353-357.

7.- Serra i Moscoso J, López Navidad A.Síncope y lipotimia. En: Lloret J, Muñoz J, eds. Protocolos terapéuticos del servicio de urgencias. Hospital de la Santa Cruz y San Pablo. Barcelona: Glaxo, 1992; 33-41.

8.- Smith J. Síncope. En: Dambro MR, ed. Griffith: Los 5 minutos clave en la consulta de atención primaria. Buenos Aires: Waverly Hispánica, 1995; 964-965.

9.- Vincent J. Markovchick, Peter T. Pons, Emergency Medicine Secrets.Filadelfia: Hamley & Belfus, INC. 1999.

10.- Olivia Vynn Adair, Cardiology Secrets. Filadelfia: Hamley & Belfus, INC. 2001.

 

 

   
Aviso a pacientes: La información de este sitio está dirigida a profesionales de la Medicina y al Público en general. Su contenido no debe usarse para diagnosticar o tratar problema alguno. Si tiene o sospecha la existencia de un problema de salud, consulte a su médico de cabecera.
barra de navegacion