Domingo, 21 de diciembre de 2014
 Primeras visitas
 Si no tiene experiencia  o es la primera vez
 Profesionales
 Búsquedas generales
 Búsquedas en
 1200 revistas
 Calidad de vida
 Casos Clínicos
 Congresos:
 especialidades
 Congresos: temas
 Diagnóstico
 Directrices y Guías
 Clínicas
 Enfermería
 Estudiantes Ciencias
 de La Salud
 Libros en Castellano
 Medicina de Familia
 Medicamentos
 Medline: evidencias
 médicas
 Medline simplificado
 Memoria OPE
 Meta-análisis
 Ministerio S y C
 MIR
 Otras bases de datos
 Perlas médicas
 Reacciones adversas
 Revistas a texto
 completo
 Toma de decisiones
 Trabajo, empleo,
 becas
 Tratamiento
 Pacientes
 Problemas comunes de  Salud. Diagnóstico,
 tratamiento, calidad de
 vida, etc.
 Novedades
 Agencias  Internacionales
 Agencias Nacionales
 Alertas Médicas
 Áreas de interés
 Especialidades
 Procesos comunes
 Utilidades
 ¿Cómo busar recursos  médicos en Internet?
 ¿Cómo utilizar
 Medline?
 Formación continuada:  curso online
 Inscripción
 Recibir diariamente
 las novedades
 Traductor
 Viajes
 

[Volver a índice]

Envíe esta página a un amigo Envíe esta página a un amigo


>> Portada > Pacientes > Alergia, Enfermedades alérgicas


ALERGIA, ENFERMEDADES ALÉRGICAS
Dr. Marcos Fernández Carral. Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. Hospital Central de Asturias. Oviedo.



Índice:

¿Qué es la alergia?

¿Cómo se produce?

¿Cómo evoluciona la enfermedad?

¿Por qué tengo alergia?

¿Cómo se diagnostica?

¿Qué síntomas puede tener y que tratamientos existen en la actualizada?

¿Puede tener alguna complicación grave?

¿Que manifestaciones más significativas puede tener?

¿Qué puedo hacer para mejorar la evolución de la enfermedad?

¿Puede curarse la enfermedad?

Fecha de actualización: septiembre de 2004


¿QUE ES LA ALERGIA?

Se puede definir la alergia como aquel conjunto de manifestaciones clínicas derivadas de reacciones inmunológicas ante determinados antígenos ( sustancias extrañas al organismo que estimulan al sistema inmunológico ), que en más del 80% de la población general no produce ninguna alteración clínica, y que se denomina alérgenos;la respuesta inmunológica que determinados individuos generan contra ellos no es distinta de la respuesta inmune que nos defiende de un microorganismo. Gracias al sistema inmunitario el hombre se defiende de las múltiples agresiones por microorganismos que de no ser así harían muy difícil la supervivencia. Esto lo consigue a través de un conjunto de elementos que actúan de un modo interrelacinado y secuencial ante la entrada de un antígeno en el cuerpo humano, constituyendo así las reacciones inmunológicas, encaminadas a la neutralización y erradicación del patógeno extraño al organismo.Dichos elementos fundamentalmente son: Células inmunocompetentes como los linfocitos T y B; células accesorias (macrófagos, células K, NK, ... ); anticuerpos, dentro de los cuales están: IgG, IgD, IgM,IgA, IgE.

Con el nacimiento de la inmunología como ciencia se tenía la creencia de que únicamente la función del Sistema Inmunitario era defendernos de sustancias extrañas.Con el paso de los años se llegó a la conclusión de que ese mismo Sistema de defensa, en determinadas situaciones y bajo determinadas influencias, podía ser causa de lesiones para el propio cuerpo humano.

Dentro de las muchas formas en que el sistema inmune puede lesionar al cuerpo humano se encuentra la que se ha denominado como Alergia, Atopia, Hipersensibilidad inmediata, o tipo I, Reacciones Anafilácticas... . Todas ellas diferentes formas de designar el mismo proceso.

Como vimos antes, los anticuerpos se dividen en varios sufijos ( IgM, G, A, E, D ). Pues bien, en la respuesta inmune defensiva se produce un aumento de la síntesis de anticuerpo tipo IgM ( primariamente ) e IgG ( tardíamente ).

Por contra, los individuos alérgicos o atópicos presentan predisposición genética a desarrollar respuestas inmunológicas fundamentalmente a base de aumentar la síntesis de anticuerpos tipo IgE contra alérgenos presentes en sustancias habitualmente no infecciosas o patógenas para el hombre ( por ejemplo: pólenes, polvo, proteínas animales, esporas, medicamentos, proteínas de alimentos, venenos de insectos ... ).

 

¿COMO SE PRODUCE?

Mecanismos de la alergia. Cuando el alérgeno entra en contacto con el huésped genéticamente predeterminado ( generalmente con historia familiar de alergia ), se produce síntesis de anticuerpo tipo IgE- específico que se deposita sobre dos tipos de células denominadas Mastocitos y Basófilos( ambos procedentes de la médula ósea, los Basófilos son un tipo de leucocitos o glóbulos blancos, y los Matocitos, también llamados células cebadas, están presentes en las mucosas ), que poseen determinadas funciones inflamatorias, quedando el individuo sensibilizado.

Ante una segunda entrada del alérgeno en el huésped, se produce una interacción entre dicho alérgeno y los anticuerpos IgE sintetizados anteriormente; dicha interacción a través de mecanismos un tanto complejos, activa las células anteriormente mencionadas ( Mastocitos y Basófilos ), consiguiendo con ello una liberación de sustancias químicas ( llamadas mediadores inflamatorios, o mediadores de la anafilaxia ). Parte de estos mediadores se liberan de manera brusca y rápida pues son sustancias químicas que poseen dichas células ya sintetizadas ( Histamina, Heparina,... ) y otra parte constituyen los mediadores que se sintetizan de novo o mediadores secundarios (prostaglandinas y leucotrienos, derivados del ácido arnquidónico ). Estos mediadores de la anillaría son responsables de las manifestaciones clínicas de la alergia, produciendo en los tejidos a los que acceden determinadas acciones como: vasodilatación, aumento de la permeabilidad vascular, hipersecreción de moco, contracción de la musculatura lisa, y atracción de numerosas células inflamatorias (eosinófilos, neutrófilos ), anticoagulación, activación plaquetaria ... .

¿COMO EVOLUCIONA LA ENFERMEDAD?

La expresión clínica de la alergia cursa en forma de brotes bruscos que surgen cuando el individuo contacta con el alérgeno. Según la vía de entrada del alérgeno y su distribución, provocará cuadros clínicos locales, circunscritos a un órgano ( por ejemplo: rinitis, asma, urticaria ... ), por contra cuadros generales y sistémicos generalmente secundarios a una entrada del alérgeno por vía intravenosa o intramuscular, por ejemplo la picadura de un insecto, dando lugar al cuadro llamado "Shock Anafiláctico ". Además de estos cuadros clínicos, todos los contactos con el elergeno provocan síntesis de anticuerpos IgE-específicos que se fijan a más Basófilos y Mastocitos, lo que aumenta la sensibilización del individuo.

 

¿POR QUE TENGO ALERGIA?

Numerosos estudios ponen de relieve la importancia de la carga genética como factor decisivo a la hora de padecer esta enfermedad. Cuando ambos progenitores tienen antecedentes de atópia, hay un 50% de posibilidades de que los hijos desarrollen enfermedades atópicas.

No está claro cual es el mecanismo por el cual la carga genética desencadena la cascada de acontecimientos que conllevan las manifestaciones clínicas de la alergia, pero existen numerosas teorías no excluyentes entre sí para explicarlo; algunas de ellas son:la posible existencia de un trastorno genético en la regulación de la síntesis de anticuerpos IgE; factores genéticos que controlan la mayor o menor facilidad de los Basófilos y los Mastocitos para activarse y liberar los mediadores; capacidad de los receptores para unirse al alérgeno; defecto de las mucosas que permita la penetración del antígeno; ...

Actualmente, como en la Fisiopatología de numerosas enfermedades, ( Diabetes Mellitus, etc. ) se tiende a relacionar la carga genética con las condiciones ambientales, necesitando de ambos para explicar el mecanismo de producción. Un individuo con predisposición genética necesitaría de determinadas condiciones o factores medioambientales que actuando ante determinados genes provocarían o desencadenarían la enfermedad. Entre dichas condiciones ambientales se puede destacar : el tabaco, óxido nítrico, gases de combustión diesel, exposición en la 1ª infancia a determinados aeroalérgenos, infecciones víricas en las vías respiratorias, ... .

Se estima que en E.E.U.U 40 millones de habitantes padecen enfermedades alérgicas. El 90% de los pacientes que acuden a consulta médica padecen alguna enfermedad alérgica común y el asma es la causa más frecuente de ausentismo escolar. Los últimos estudios epidemiológicos constatan un incremento de la alergia en la población general en cualquiera de sus posibles manifestaciones clínicas, un aumento en el número de consultas por asma, alergia al polvo, eccema, etc. y aumentando igualmente su diagnóstico. Paralelo a este incremento se objetiva un aumento de la polución atmosférica, fundamentalmente a base de gases de combustión; indicando por tanto una importante relación entre las condiciones ambientales y el desarrollo de las enfermedades alérgicas.

¿COMO SE DIAGNOSTICA LA ENFERMEDAD?

Como en muchas de otras áreas de la medicina clínica, su diagnóstico se apoya en una historia clínica completa y cuidadosa, investigando bien sobre cuando, donde y bajo que circunstancias se produce laclínica.

La clínica tiene dos formas fundamentales de manifestarse: estacional y perenne .

-Los alérgenos estacionales más frecuentes son los pólenes, hongos ( ciertos hongos esporan en época de polinización ), y detritos de insectos. Los alérgenos por vía inhalatoría son responsables de rinitis, conjuntivitis, asma, aunque a veces pueden provocar urticaria o incluso reacciones anafilácticas.

-Por otro lado la aparición durante todo el año, sugiere alergia a un alérgeno presente de forma continuada, por ejemplo el polvo doméstico ( más concretamente a las heces de los ácaros del polvo, denominados: Dermatophagoides Farinae, y Dermatophagoides Pteronyssimus ), caspa de animales, algunos productos vegetales, componentes de cosméticos, piretro ( insecticida ), semillas de lino, tapicerías de bajo coste, alimentos, grasas vegetales, dentífricos, ... .

Además de la historia clínica el diagnóstico se apoya en tres tipos de pruebas fundamentales:

Pruebas cutáneas: A pesar del desarrollo de métodos diagnósticos complejos, las pruebas cutáneas bien practicadas siguen siendo el método principal a la hora del diagnóstico de esta enfermedad. Se basa en provocar la activación de los Mastocitos sensibilizados en una pequeña área de la piel mediante la inoculación de los alérgenos sospechosos. Si existe atopia se produce en pocos minutos la formación de un habón eritematoso y pruriginoso (lesión rojiza ligeramente elevada que da picor ) que indica que esos Mastocitos poseen anticuerpos IgE-específicos para ese alérgeno y que al interaccionarse provocan la liberación de los mediadores de la anafilaxia, con sus efectos secundarios ya comentados.

Existen varias formas de realizarlas, aunque la que más se practica consiste en depositar una gota de solución del alérgeno en la piel, y puncionar la epidermis con aguja fina a través de la gota. Este tipo de pruebas permiten el diagnóstico o exclusión de una atopia, proporcionando información útil y objetiva. Son pruebas sencillas de realizar sin riesgos, pero requieren experiencia técnica en su realización y en la interpretación de los resultados.

Un estudio realizado en Gran Bretaña con 320 pacientes ( adultos y niños), pone de relieve que es una técnica fácil de aprender y de realizar en las consultas de los centros de salud. Un resultado negativo excluye la atopia. A pesar de su gran utilidad tiene algún inconveniente: a) En ocasiones son positivas en ausencia de síntomas alérgicos, o son negativas con clínica de alergia presente. En estos casos se recomienda enviar al paciente a un especialista, además de aconsejar medidas higiénicas contra determinados alérgenos. b) El grado de positividad varia según el lugar anatómico donde se realizan. c) Se requiere un control estricto de la caducidad de las soluciones alérgicas. d) Se desaconseja el uso de antihistamínicos antes de la realización de las pruebas cutáneas porque pueden enmascarar los resultados.

Pruebas de Provocación: Consisten en la exposición directa de mucosas al alérgeno, y en observar posteriormente los síntomas. Son útiles cuando los resultados de las pruebas cutáneas no se correlacionan con la historia clínica. Son pruebas arriesgadas por la posibilidad de que se produzca manifestaciones graves como el broncoespasmo, por lo que se deben de realizar en centros especializados. Pruebas de laboratorio: Existen numerosas pruebas de laboratorio para el estudio de la alergia, aunque la mayoría de ellas se reservan para los casos más complejos y muchas sólo son usadas en investigación. La más usada es la determinación de IgE sérica total, teniendo en cuenta, que su valor no es diagnóstico por sí solo.

 

¿QUE SINTOMAS PUEDE NOTAR Y QUE TRATAMIENTOS EXISTEN EN LA ACTUALIDAD?

La enfermedad alérgica se manifiesta de muchas formas posibles, siendo las siguientes las más significativas : rinitis alérgica, asma bronquial, urticaria, dermatitis atópica, alergia por alimentos y shock anafiláctico.

¿PUEDE TENER ALGUNA COMPLICACION GRAVE?

En determinadas situaciones, la enfermedad alérgica cursa de forma violenta y brusca llegando incluso a comprometer la vida del individuo. Dos son las complicaciones más graves de la enfermedad alérgica: El edema laríngeo o edema de glotis, y el shock anafiláctico, que desarrollaremos más adelante .

¿QUE MANIFESTACIONES MAS SIGNIFICATIVAS PUEDE TENER LA ENFERMEDAD?: SINTOMAS, DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO.

  • Rinitis alérgica: Aunque puede manifestarse a cualquier edad cerca del 80% de los enfermos manifiestan clínica antes de los 30 años, siendo su diagnóstico en ocasiones complicado confundiéndose con un catarro permanente. La clínica se produce en forma de ataques con síntomas como: estornudos, obstrucción nasal, aumento de la secreción del moco (rinorrea ), escozor de nariz, ojos, paladar o faringe. Puede acompañarse de irritación ocular con intenso lagrimeo, escozor, secreción y enrojecimiento ocular ( conjuntivitis alérgica ).

    No es frecuente que se acompañe de asma bronquial, ya que los últimos estudios demuestran que más del 80% de los asmáticos tienen rinitis alérgica; al conseguir un buen tratamiento de la rinitis se disminuye la sintomatología asmática.

    Se presenta bajo dos formas: Rinitis estacional (fiebre del heno)causada fundamentalmente por alérgenos polínicos cursa en forma de brotes coincidiendo con la polinización de las plantas. Rinitis crónica o perenne: La intensidad de sus síntomas varía a lo largo del año con exacerbaciones en épocas no previsibles. En estas, la sintomatología ocular es menos frecuente, y los alérgenos implicados fundamentalmente se encuentran en el polvo doméstico ( ácaros, caspa de animales, hongos, ... ).

    El diagnóstico se basa en : presencia de antecedentes familiares de alergia, positividad en las pruebas cutáneas, y la historia clínica. Este diagnóstico se puede apoyar por la presencia de anticuerpos IgE- específicos en el suero y el hallazgo de eosinófilos en la secreción nasal. El diagnóstico es más complicado en la rinitis crónica porque existen formas no atópicas de la misma.

    Su tratamiento se apoya en tres puntos fundamentales:

    • Evitar o reducir el contacto con el alérgeno: Cuando esto es posible la clínica mejora notablemente. En este apartado, cobra vital importancia las medidas higiénicas destinadas a tal fin, y que son comunes para todas las manifestaciones clínicas de la enfermedad alérgica, por lo que se explicarán en un capítulo a parte.
    • Fármacos: Existen cuatro grupos fundamentales con los que la gran parte de las rinitis alérgicas pueden llegar a controlarse, y son:Atihistamínicos ( bloquean los efectos de la histamina, aliviando fundamentalmente los síntomas de escozor, estornudos... ); Vasoconstrictores nasales ( disminuyen la obstrucción nasal ); Cromoglicato sódico intranasal ( no alivia los síntomas, pero administrado de forma continuada, previene su aparición, y no tiene efectos secundarios ); Vaporizaciones intranasales de glucocorticoide (no producen efectos secundarios generales, y son espectaculares en el control de los síntomas ).
    • Inmunoterapia Desensibilizante: Indicada sobre todo cuando el tratamiento farmacológico no es bien tolerado, o en rinitis por polen que dan cuadros clónicos muy aparentes y mal controlados. Consisten en aplicar repetidas inyecciones subcutáneas con un aumento gradual de la concentración del alérgeno o alérgenos que se consideran responsables del cuadro clínico, hasta alcanzar una dosis máxima tolerada. Necesita un tiempo de aplicación de tres a cinco años, y esta contraindicada en pacientes con enfermedades cardiovasculares o asma de difícil control.
  • Asma bronquial: Se define como una enfermedad recurrente que causa, de forma reversible, dificultad intensa para respirar por una obstrucción de las vías respiratorias, debida a una combinación de la contracción del músculo liso bronquial, aumento del moco y edema.
  • Existen diferentes tipos de asma según la causa que la provoca, no siendo necesariamente una enfermedad de base alérgica , aunque cerca del 90% de los asmáticos menores de 30 años son a su vez alérgicos.

    La alergia como factor contribuyente al asma hay que sospecharlo si existe historia familiar de enfermedades alérgicas ( si el asma es átopico con gran probabilidad existen historia familiar, mientras que el asma no alérgico tiene menos tendencia a la transmisión genética ), si existen exacerbaciones estacionales, si hay rinitis alérgica concomitante u otras enfermedades alérgicas, y si el paciente es menor de 40 años.

 

Las manifestaciones clínicas incluyen: tos, ruidos respiratorios, sensación de falta de aire, pudiendo asociarse opresión torácica, rinitis y conjuntivitis. En la fase aguda nos encontraremos con un paciente inquieto con respiración rápida, sudoroso, con tos, color azulado y ruidos respiratorios típicos a la auscultación ( llamados sibilancias ).

Para su diagnóstico será imprescindible una buena historia clínica y exploración física. Las pruebas cutáneas confirman la sensibilización ante determinados alérgenos, y la determinación de IgE puede ser útil, pero como ya explicamos no es diagnóstica.

Su tratamiento al igual que el de la rinitis se apoya en tres puntos fundamentales: Evitar o disminuir el contacto con el alérgeno. Ver medidas higiénicas.

Fármacos: Existen numerosos grupos farmacológicos que sirven para controlar la enfermedad asmática, entre los que destacan: Agonistas beta-2 adrenérgicos, Metilxantinas, y Corticoides (empleados por vía inhalatoria de forma profiláctica, y de forma oral y endovenosa en las crisis agudas)Inmunoterapia desensibilizante:(explicado anteriormente).

  • Urticaria: Se debe a una liberación de mediadores de la anafilaxia por la estimulación de los mastocitos de la piel, ante la entrada del alérgeno específico. Se manifiesta clínicamente por la aparición brusca en la piel de lesiones rojizas, elevadas y que producen intenso picor. Es causada frecuentemente por alérgenos de alimentos y fármacos: nueces, avellanas, mariscos, legumbres, huevos, fresas, ....

    El angioedema o urticaria gigante, es una efectación alérgica del tejido subcutáneo produciendo acumulación de líquido, sin picor, afectando a la cara, labios, párpados, y mucosas, siendo el "edema de glotis" una manifestación particularmente grave por la posibilidad de causar la muerte por asfixia. Suele ser un proceso autolimitado que remite espontáneamente. Su tratamiento fundamental es la eliminación del alérgeno causante si se sospecha, y la utilización de antihistamínicos y corticoides dependiendo de la severidad del cuadro.

  • Eccema o Dermatitis átopica: Es una inflamación crónica pruriginosa de la piel, que se produce en individuos con antecedentes familiares de alergia. Suele asociarse con rinitis, asma, ... . En algunos casos se relaciona con alérgenos alimentarios y con menor frecuencia con el polvo doméstico. Tiene gran tendencia a la remisión espontanea. Su tratamiento consiste en: eliminación del alérgeno causante si es posible y uso de antihistamínicos y corticoides.

  • Alergia por alimentos: La entrada de determinadas proteínas de alimentos en el individuo sensibilizado, produce un cuadro de intolerancia intestinal ( dolor, vómitos, diarrea ), acompañado de urticaria, angiodema, asma, o incluso shock anafiláctico.

    Los alimentos más alergenicos son: leche, huevo, cereales, legumbres, frutos secos, marisco y frutas pulposas. El diagnóstico se basa en una buena historia clínica y en dietas de exclusión en las que se suprime alérgenos sospechosos. Su único tratamiento es la supresión dietética.

  • Shokc Anafiláctico: Se produce cuando un individuo sensibilizado entra en contacto con el alérgeno y éste alcanza el torrente circulatorio, provocando una reacción sistémica muy brusca por liberación masiva de los mediadores químicos de los básofilos y mastocitos.
 

Las manifestaciones clínicas se presentan con gran rapidez y el paciente experimenta sensación de muerte inminente, con estornudos, rinorrea, lagrimeo, picor y enrojecimiento generalizado, angioedema (con edema laringe asociado frecuentemente ) y en los casos más graves broncoespasmo, taquicardia e hipotensión.

Los principales alérgenos implicados son medicamentos ( antibióticos siendo la penicilina el más frecuente ), veneno de insectos, alimentos. La inmunoterapia desensibilizante se muestra eficaz en más del 90% de los casos de anafilaxia a picaduras de insectos. Su tratamiento es urgente requiriendo la administración intramuscular o subcutánea de adrenalina.

¿QUE PUEDO HACER PARA MEJORAR LA EVOLUCION DE LA ENFERMEDAD?

Consisten en medidas sencillas y cuyo rendimiento a medio plazo es muy alto, pues consiguen un buen control de la enfermedad alérgica.

Para disminuir el contacto con los ácaros, se recomienda ventilar la habitación regularmente; usar fundas especiales para colchones y almohadas; lavar toda la ropa de la cama cada una o dos semanas a 60 grados centígrados; usar filtro especial para ácaros en las aspiradoras; quitar alfombras moquetas y cortinas de la habitación; reducir los peluches y meterlos regularmente en el congelador para matar los ácaros.

En la alergia a perros o gatos se recomienda excluirlos del hogar y si es imposible mantenerlos fuera del mismo; lavar el gato una vez a la semana disminuye la concentración de alérgenos de forma importante ya que se diluyen en el agua fácilmente. Los alérgicos al polen deben mantener las ventanas cerradas en coches y edificios, así como evitar el campo especialmente en las últimas horas de la tarde; usar filtros de polen en el coche y aire acondicionado.

 

¿PUEDE CURARSE LA ENFERMEDAD ALÉRGICA?

El individuo alérgico va a mostrar esa condición de por vida, evolucionando su enfermedad, como ya dijimos, en brotes, encontrándose asintomático en las épocas de remisión. Hoy en día, contamos con numerosos fármacos y con unas reglas de higiene, que como ya vimos son relativamente sencillas de realizar y al alcance de todos, que no podemos decir que cure la enfermedad , pero sí que disminuye el número de brotes; haciendo además que éstos sean menos intensos y consiguiendo así en muchos casos un buen control de la enfermedad alérgica.

Bibliografía:

1- Carsten Bindslev-jensen. Food allergy. ABC of allergies. BMJ volumen 316. 1998 ; pag. 1299-1302.

2- Cross S, Buck S, Hubbard J. Allergy in general practice. ABC of allergies. BMJ volumen 316.1998 ; pag. 1584-1587.

3- De Castro Del Pozo S. Fundamentos de la Inmunología , inmunopatología e hipersensibilidad. Manual de patología general. Salvar Editores. Barcelona 1990; pag. 49-57.

4- Farreras, Rozman. Enfermedades alérgicas mediadas por anticuerpos IgE. Medicina interna. Ediciones Doyma S.A. Barcelona 1992; pag. 2697-2713.

5- F. Lockey Richard, C. Bukante Samuel. Compendio de Enfermedades Alérgicas e Inmunológicas. JAMA. Organización Paramericana de la salud. 1989; pag. 1-9 ;pag. 25-56 .

6- Harrison`s. Disorders of Inmune- mediated Injury.Principles of Internal Medicine. MacGraw-Hill. 1999


 

 

   
Aviso a pacientes: La información de este sitio está dirigida a profesionales de la Medicina y al Público en general. Su contenido no debe usarse para diagnosticar o tratar problema alguno. Si tiene o sospecha la existencia de un problema de salud, consulte a su médico de cabecera.
barra de navegacion