Martes, 02 de septiembre de 2014
 Primeras visitas
 Si no tiene experiencia  o es la primera vez
 Profesionales
 Búsquedas generales
 Búsquedas en
 1200 revistas
 Calidad de vida
 Casos Clínicos
 Congresos:
 especialidades
 Congresos: temas
 Diagnóstico
 Directrices y Guías
 Clínicas
 Enfermería
 Estudiantes Ciencias
 de La Salud
 Libros en Castellano
 Medicina de Familia
 Medicamentos
 Medline: evidencias
 médicas
 Medline simplificado
 Memoria OPE
 Meta-análisis
 Ministerio S y C
 MIR
 Otras bases de datos
 Perlas médicas
 Reacciones adversas
 Revistas a texto
 completo
 Toma de decisiones
 Trabajo, empleo,
 becas
 Tratamiento
 Pacientes
 Problemas comunes de  Salud. Diagnóstico,
 tratamiento, calidad de
 vida, etc.
 Novedades
 Agencias  Internacionales
 Agencias Nacionales
 Alertas Médicas
 Áreas de interés
 Especialidades
 Procesos comunes
 Utilidades
 ¿Cómo busar recursos  médicos en Internet?
 ¿Cómo utilizar
 Medline?
 Formación continuada:  curso online
 Inscripción
 Recibir diariamente
 las novedades
 Traductor
 Viajes
 

[Volver a índice]

Envíe esta página a un amigo Envíe esta página a un amigo


>> Portada > Pacientes > Dolor torácico


DOLOR TORÁCICO
Dr. José Manuel Fernández Argüelles.Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. Servicio de Urgencias. Hospital Central de Asturias. Oviedo. España.



Índice:

¿Qué es el dolor torácico?

¿Por qué se produce?

¿Cuáles son sus causas?

¿Cómo se diagnostica?

¿Cuáles son los perfiles clínicos del dolor torácico?

¿Qué debe usted de saber?

¿Qué se debe de evitar?

Fecha de actualización: febrero 2004


¿QUE ES EL DOLOR TORÁCICO?

El dolor torácico se define como cualquier molestia o sensación anómala localizada en el tórax, por encima del músculo diafragma. Constituye uno de los síntomas más frecuentes que motiva consulta en un servicio de urgencias.

¿POR QUE SE PRODUCE?

El dolor se produce (salvo el de origen psicológico) a partir de la estimulación de los receptores del dolor, superficiales y/o profundos por causas como: traumatismos mecánicos, físicos o químicos, inflamaciones, infecciones, isquemias, necrosis, degeneraciones y tumores que provocan directa o indirectamente estímulos mecánicos, térmicos o químicos que al aplicar su energía intrínseca sobre un tejido, inducen un daño tisular. Este fenómeno, directa o indirectamente, produce la liberación de sustancias (cininas, histamina, algunos subtipos de prostaglandinas, etc.) capaces de estimular a los receptores del dolor.


¿CUALES SON SUS CAUSAS?

Cardiovasculares

  • Isquémicas: enfermedad coronaria, miocardiopatía hipertrófica obstructiva, estenosis aórtica, insuficiencia aórtica, hipertensión pulmonar, hipertensión sistémica, anemia e hipoxemia importantes.

  • No isquémicas: aneurisma disecante de aorta, pericarditis, miocardiopatías, prolapso de la válvula mitral.

    • Pleuropulmonares: Tromboembolismo pulmonar (TEP), pleuritis, neumonías, traqueobronquitis, neumotórax, tumores pleurales, procesos mediastínicos (tumores, inflamaciones, etc.).

    • Digestivas: Reflujo gastroesofágico, espasmo difuso esofágico, ulcus péptico, cólico biliar, pancreatitis, rotura esofágica

    • Neuro-músculo-esqueléticas:Costocondritis, síndrome de Tietze, cervicoartrosis, radiculopatías, contracturas musculares, fracturas y tumores óseos, fase prevesicular del herpes zoster.

    • Psicógenas: Ansiedad, depresión, sindrome de hiperventilación, simulación.

¿COMO SE DIAGNOSTICA?

En la práctica, la valoración del paciente con dolor torácico debe ir encaminada al despistaje de aquellos procesos que ponen en peligro la vida, lo cual puede realizarse en la mayoría de los casos con una historia clínica y exploración física cuidadosas y, generalmente, unas pocas pruebas complementarias (electrocardiograma, radiografía de tórax, analítica).

 

¿CUALES SON LOS PERFILES CLINICOS DEL DOLOR TORACICO?

  • Perfil isquémico: El dolor isquémico anginoso típico es opresivo, retroesternal, irradiado al miembro superior izquierdo (cuello, mandíbula y hombros también son posibles), suele durar menos de 15 minutos, tiene una intensidad muy variable, se relaciona con el ejercicio, no lo modifica la tos, lo alivian los nitritos y el reposo, y puede acompañarse de un cortejo vegetativo (sudoración fría, naúseas, etc.). En caso de superar la "fase" de angina y llegar al infarto agudo de miocardio, la duración suele ser superior a los 30 minutos, la intensidad es mayor, y no lo alivian el reposo ni los nitritos sublinguales.

  • Perfil pleurítico: El dolor pleurítico suele ser de tipo punzante, tiene localización costal, puede irradiarse al cuello, suele durar más que el isquémico, su intensidad es muy variable y aumenta con los movimientos respiratorios (tos, inspiración profunda) y ciertas posiciones. Se asocia a neumotórax (acumulación de aire en lacavidad pleural), patología pleural (pleuritis, neoplasias), neumonías, traqueobronquitis, tromboembolismo pulmonar y procesos mediastínicos.

  • Perfil pericárdico: Las características del dolor de las pericarditis, muy variables, en general simulan alguno de los dos perfiles anteriores con características mixtas entre ellos. Es de tipo opresivo o punzante. Puede localizarse en las regiones retroesternal y precordial. Se irradia a cuello y hombros. Se alivia cuando el paciente se inclina hacia delante. La causa subyacente suele ser una pericarditis aguda por lo que habrá fiebre asociada y el antecedente de una infección respiratoria en las dos semanas previas.

  • Perfil esofágico: El dolor torácico de origen esofágico es el más confundido con el de origen isquémico. Es de tipo urente, pero también puede ser opresivo. Se localiza retroesternalmente y en epigastrio. Se puede irradiar a cuello y brazo izquierdo. La duración es variable, de minutos a horas. Puede estar relacionado con la ingesta de bebidas frías, aspirina o alcohol.

  • Perfil de la disección aórtica: El dolor es de instauración muy brusca, penetrante e intenso.Se localiza inicialmente entre las dos escápulas, después "migra" hacia el cuello, espalda, flancos, abdomen,e incluso los miembros inferiores según avanza la disección. También puede localizarse en región retroesternal y precordial. La duración puede ser de horas. No se modifica por cambios posturales ni movimientos respiratorios. Se suele presentar en pacientes con hipertensión arterial.

  • Perfil del tromboembolismo pulmonar: Las características del dolor torácico asociado al TEP pueden simular un infarto agudo de miocardio, sobre todo en los embolismos más importantes. Cuando el TEP es de menor cuantía el dolor es de tipo pleurítico o incluso mecánico. Los síntomas asociados que podemos encontrar son tos y expectoración hemoptoica en ocasiones con fiebre, pero es la disnea (dificultad en la respiración) el más frecuentemente asociado.

  • Perfil osteomuscular: Suele tratarse de dolores puntiagudos, intermitentes, a veces de larga evolución. Aumentan con los movimientos de la caja torácica, sobrecarga de peso y, en ocasiones, con la tos. No se acompañan de datos objetivos de gravedad y el diagnóstico, a menudo es incompleto. Mejoran con salicilatos u otros antiinflamatorios. Se reproduce el dolor a la palpación de la zona afecta.

  • Perfil psicógeno: Es una causa muy común de dolor torácico, poco agudo e impreciso. La localización puede ser precordial, intercostal o submamaria y con irradiaciones caprichosas. Suele acompañarse de síntomas de hiperventilación (hormigueos, temblor, sequedad mucosa) y sensación de nudo que impide la respiración. La duración es prolongada, en ocasiones de días, pero no suele limitar la actividad física. Suelen ser pacientes con personalidad neurótica e hipocondríaca, depresivos, rentistas o alcohólicos. Mejora con ansiolíticos. Las pruebas complementarias son normales.

 

¿QUE DEBE USTED DE SABER?

Las causas urgentes de dolor torácico, por ser potencialmente mortales en breve plazo de tiempo son: angina inestable, infarto agudo de miocardio, aneurisma disecante de aorta, pericarditis aguda, mediastinitis aguda, embolia e infarto pulmonar, neumonía y neumotórax.

¿QUE SE DEBE EVITAR?

Las inyecciones por vía intramuscular ante la sospecha de un dolor torácico de origen coronario, por producir elevación de la enzima muscular CPK (creatinfosfoquinasa) que se utiliza en el diagnóstico del infarto agudo de miocardio.

Bibliografía:

1- Castilla Castellanos V, Satué Bartolomé JA. Dolor torácico. En: Carnevalli Ruiz D, Medina Iglesias P, eds. Manual de Diagnóstico y Terapéutica Médica del Hospital 12 de Octubre, 3ª ed. Madrid: Merck Sharp & Dohme de España, 1994; 129-134.

2- Díez Jarilla JL. Dolor torácico. En: Díez Jarilla JL, ed. Problemas Clinicos en Aparato Respiratorio: Toma de Decisiones. Madrid: Alter, 1996; 75-93.

3- Goldman L. Dolor torácico y palpitaciones. En: Fauci AS, Braunwald E, eds. Harrison Principios de Medicina Interna, 14ª ed. Madrid: Mc Graw-Hill-Interamericana, 1998; 67-75.

4- González Gómez C. Dolor torácico. En: Medina Asensio J, ed. Manual de Urgencias Médicas del Hospital 12 de Octubre, 2ª ed. Madrid: Díaz de Santos, 1997; 287-293.

5- Muñoz Avila J, Montero Pérez FJ, Jiménez Murillo L, Serrano Alférez I, Durán Serrantes M, Jimenez Perepérez J. Manejo del dolor torácico agudo. En: Jiménez Murillo L, Montero Pérez FJ, eds. Protocolos de Actuación en Medicina de Urgencias. Madrid: Harcourt Brace, 1996; 289-297.

6- Muñoz i Casadevall J, Homs i Espinach E.Dolor torácico. En: Lloret J, Muñoz J, eds. Protocolos terapéuticos del servicio de urgencias. Hospital de la Santa Cruz y San Pablo. Barcelona: Glaxo, 1992; 11-16.

7- Parrilla Herranz P, Franco Sorolla JM, Casado Martínez JM. Dolor torácico. En: Moya Mir MS, ed. Actuación en Urgencias de Atención Primaria. Madrid: Mosby, 1995; 111-116.

8- Peñalver Pardines C, Cabrera Solé R, Lucas Imbernón FJ, Pérez Gómez F. Diagnóstico diferencial del paciente con dolor torácico. En: Cabrera Solé R, Peñalver Pardines C, eds. Urgencias en medicina diagnóstico y tratamiento. Madrid: Aula Médica, 1997; 27-33.

9.- Vincent J. Markovchick, Peter T. Pons, Emergency Medicine Secrets.Philadelphia: Hamley & Belfus, INC. 1999.

10.- Olivia Vynn Adair, Cardiology Secrets. Philadelphia: Hamley & Belfus, INC. 2001.

 

 

   
Aviso a pacientes: La información de este sitio está dirigida a profesionales de la Medicina y al Público en general. Su contenido no debe usarse para diagnosticar o tratar problema alguno. Si tiene o sospecha la existencia de un problema de salud, consulte a su médico de cabecera.
barra de navegacion